Diversión y diseño para tu hogar con el sillón huggy

Retomamos el blog para hablaros sobre una pieza de la casa italiana LAGO. Esta casa se ha especializado en los últimos años en sus gamas de productos atrevidas, modernas y coloridas. Pero nunca dejan de lado elegancia italiana presente en todos sus diseños. La firma además busca siempre dotar a sus productos con esa esencia que poseen las piezas de arte cuando son observadas. Un vínculo perfecto que LAGO ha conseguido entre sostenibilidad, buen diseño y una estética muy elaborada en todas sus colecciones.

Un claro ejemplo es esta divertida y sorprendente pieza, el Sillón Huggy, ganador del Good Design Award 2009.

Huggy no es un sillón cualquiera, sus diseño atrevido y diferente hacen que sea una pieza completamente singular. En un momento dado, Huggy puede convertirse en una cama para huéspedes inesperados, pero eso os lo contamos ahora con más detalle.

Lo primero de todo, cabe destacar su gran peso visual. Esto hace que sea un producto llamativo y sobre el que recae gran peso de la estética global de una composición. Sus colores ayudan también a ello. Podemos encontrarla en diferentes colores y estampados. El estampado estrella de este sillón es sin duda el “Patchwork”. El tejido “Patchwork” se realiza con cuidado artesanal: cada una de las piezas es única. Provienen de materiales de recuperación que son cosidos a mano, uno a uno. También podemos encontrarlos con algunos motivos menos atrevidos, como con un rayado vertical. La base circular en donde se coloca la base y el respaldo del sillón también la podemos encontrar en diferentes colores.

¿Cómo se monta y se desmonta?

La respuesta a esta pregunta no puede ser más sencilla. Tan solo se debe sacar las pizas acolchadas del interior de la base rígida del producto y extender el “colchón” que corresponde al respaldo del sillón en el suelo. El otro módulo cilíndrico que antes era la base del sillón puede servirnos de almohada. Y esto no es todo, el cilindro rígido que queda al retirar las piezas acolchadas puede funcionar a modo de mesilla de noche improvisada, únicamente dándole la vuelta a esta. ¡Increíble eh!

Para recogerlo todo otra vez y volver a obtener nuestro llamativo e icónico sillón Huggy solo debemos meter las piezas acolchadas de nuevo en la estructura cilíndrica rígida. Y voila, sin perder más de unos minutos y con cero esfuerzo físico hemos pasado de tener un curioso sillón a una “habitación de invitados improvisada” y vuelta a tener de nuevo un sillón.

¡A nosotros no encanta!

Si os ha gustado este post no olvidéis suscribiros a las Newsletter de Picontó (al final de esta página web) o de compartirlo en vuestras redes sociales.

Y por último, si después de leer todo esto queréis haceros con uno de estos sillones! Nosotros os lo ofrecemos y al 60% de su valor. Accede a http://piconto.com/muebles-decoracion/salon/sillon-huggy-lago/ y hazte con el tuyo.

Esperamos que os haya gustado!

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacioVolver a la tienda