Un dormitorio inspirador y romántico 

La habitación de una princesa feliz

¿No os pasa que cuando entráis en un dormitorio donde todo encaja os sentís muy bien, relajados y especialmente felices? Pues esa es la sensación al entrar en este.

Con unas tonalidades basadas en los lila, rosa, nude y blancos, colores que se complementan entre sí, y que ayudan a tener un dormitorio acogedor, inspirador y romántico. El lila y el rosa son mucho más que unos colores “de niñas” y lo demuestra con creces este dormitorio con tanta personalidad. Un dormitorio tierno y coqueto pero también alegre y tranquilizador.

Nuestro trabajo aquí ha consistido en la realización del mobiliario a medida: el armario hecho en nuestro taller de ebanistería, la cama y el escritorio. El resto de la decoración es mérito y obra de nuestra clienta.

La habitación no tiene grandes dimensiones por lo que tenía que estar aprovechada y muy bien distribuida. Por eso se hizo un armario rinconero en ángulo para sacar el máximo partido al rincón y aprovechar hasta el último centímetro. El armario realizado en nuestro taller de ebanistería tiene un toque clásico pero actual. La moldura de la cornisa, y las puertas con cristal y saetino le dan el aspecto más clásico y romántico, contrastado con el color lila-morado que le aporta una imagen muy actual y desenfadada.no tiene grandes dimensiones por lo que tenía que estar aprovechada y muy bien distribuida. Por eso se hizo un armario rinconero en ángulo para sacar el máximo partido al rincón y aprovechar hasta el último centímetro. El armario realizado en nuestro taller de ebanistería tiene un toque clásico pero actual. La moldura de la cornisa, y las puertas con cristal y saetino le dan el aspecto más clásico y romántico, contrastado con el color lila-morado que le aporta una imagen muy actual y desenfadada.

Además, necesitábamos una zona de estudio, y que mejor espacio que el más luminoso del dormitorio: delante de la ventana.

La habitación tiene una cama de estilo, que armoniza el conjunto, con otra cama tipo nido escondida en la parte inferior. Todo esto se complementa con el mueble tocador para la niña y diferentes piezas de almacenaje. La combinación de los muebles, los colores, el papel, los textiles y los acertados complementos, hacen de este dormitorio un espacio muy especial, cargado de personalidad y enormemente inspirador. ¡La habitación de una princesa feliz!

➡️Descubre a continuación cómo ha quedado este dormitorio:

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacioVolver a la tienda